Contracción Muscular

Contracción Muscular

            El músculo es el principal protagonista del movimiento. La importancia de la contracción muscular radica en que todo lo que hace el hombre conlleva a la ejecución de movimiento y para ello el único medio posible es a través de la contracción muscular. Según Paillard, la actividad contráctil de la musculatura estriada condiciona tres grandes manifestaciones:

 

  • El estado de consistencia y tensión de los músculos, (el tono muscular).
  • Posiciones respectivas de las piezas esqueléticas y el mantenimiento de estas posiciones, (la postura).
  • Variaciones de estas posiciones, (el movimiento).

 

            Para que la realización de la actividad muscular conduzca al movimiento deseado es preciso que la misma sea eficaz y coordinada y para ello requiere de la acción combinada de:

 

  • Un Sistema Nervioso.
  • La tracción muscular.
  • La utilización adecuada de las palancas óseas.

 

            El sistema Nervioso proporciona la orden voluntaria para que el músculo realice la contracción. Esta necesita para producirse que el músculo se encuentre en condiciones idóneas y que actúe sobre un sistema óseo-articular capaz desolidarizarse con el movimiento deseado.

 

            Las propiedades fundamentales del músculo son tres: elasticidad, contractilidad y tono. Todos los músculos tienen estas propiedades, pero no en la misma proporción y esta diferencia es la que condiciona la adaptación del músculo a su función. Podemos considerar dos categorías de músculos, según el predominio de la función elasticidad-contractilidad o de la función tono. En líneas generales, estas dos clases de músculos son los del movimiento y los músculos del sostén.

 

            Los músculos del movimiento son los que están más adaptados para ejecutar una actividad rápida de gran amplitud, pequeña intensidad y corta duración. Los de sostén sirven mejor para los movimientos lentos, de pequeña amplitud, gran intensidad y larga duración.

 

            En resumen, los músculos de movimiento se caracterizan por poco tono, ser muy contráctiles y elásticos, de coloración rojo pálida, de cronaxia débil son largos y delgados y poco resistentes a la fatiga. Los músculos de sostén por mucho tono, ser poco contráctiles y poco elásticos, de color rojo fuerte, de cronaxia fuerte, son cortos y gruesos y muy resistentes a la fatiga.

 

            La contracción muscular se inicia por estímulos del Sistema Nervioso Central, lo que supone un aumento de la tensión intramuscular. La misma puede manifestarse de dos formas:

 

  • Isométrica: En este tipo de contracción se aumenta la tensión intramuscular, pero sin ninguna variación en la longitud del músculo.
  • Isotónica: Consiste en un aumento de la tensión intramuscular, acompañada del acortamiento de las fibras del músculo.

 

            Los tipos de trabajo muscular que regulan y mueven las palancas del cuerpo humano son de tres clases:

 

            1) Trabajo muscular estático: La longitud del músculo permanece invariable todo el tiempo de la contracción y no se produce movimiento. Las fibras musculares se contraen isométricamente para equilibrar fuerzas opuestas y mantener la estabilidad ante la acción de estas dos fuerzas antagónicas. Por ejemplo: La contracción estática de los músculos flexores y extensores de la columna para mantener el equilibrio.

 

            2) Trabajo muscular concéntrico: Las fibras musculares se contraen isotónicamente en un acortamiento de la longitud del músculo para producir un movimiento. Ambas inserciones del músculo se aproximan (concéntrico hacia el centro). Ejemplo: La flexión del codo (ambos extremos de inserción del Bíceps se acortan y se acercan).

 

            3) Trabajo muscular excéntrico: Los músculos que trabajan excéntricamente se alargan y adelgazan, ya que de esta forma permite que se separen sus inserciones por la fuerza que produce el movimiento y aquí los favorece la acción de la gravedad. En esta forma de trabajo muscular, los músculos pasan de la forma de contracción completa a la posición de máxima extensión (la extensión del codo por el trabajo excéntrico del Bíceps).

 

            La amplitud del trabajo muscular, es la extensión de la contracción muscular que produce un movimiento articular.

 

            Los músculos no trabajan aisladamente, sino en conjunto en correspondencia con la acción que realizan y del trabajo armónico de varios grupos se produce el movimiento coordinado.

           

            1) Los agonistas o principales, son los grupos de músculos que por su contracción conjunta inician el movimiento.

 

            2) Los antagonistas: Constituyen el o los grupos opuestos y se alargan y relajan progresivamente, de forma que regulan el movimiento, pero no lo impiden.

 

            3) Los sinergistas: Estos actúan para modificar la acción de los agonistas y alteran la dirección en que se desarrolla la potencia o fijan en la posición más ventajosa una articulación que no sea necesaria para el movimiento fundamental. (Ayudantes).

 

            4) Fijadores: Son los que estabilizan las articulaciones proximales, podríamos decir que su misión es asegurar los huesos donde se insertan los músculos agonistas y los sinergistas.

 

            Aclararemos los conceptos anteriores con un ejemplo. El movimiento de flexión de los dedos para cerrar el puño, requiere del trabajo agonista de los músculos flexores de los dedos; se relajan progresivamente los músculos extensores de los dedos que constituyen los antagonistas; los extensores de la muñeca obran como sinergistas, para que los flexores de los dedos no flexionen también la articulación de la muñeca y esta no se desvíe, y a su vez, los músculos de la cintura escapular actúan como fijadores para asegurar los puntos de inserción de los agonistas, lo que conduce a una mayor eficacia del movimiento.

 

            Como vemos, para que los movimientos puedan realizarse con precisión y suavidad, se requiere una correlación entre los músculos que intervienen en el movimiento. A esto se le denomina coordinación del trabajo muscular y que sólo se puede lograr a través del trabajo activo de los centros nerviosos de integración.

 

            Para concluir es necesario explicar las leyes que rigen el trabajo muscular. A pesar de que la Ley de la Contracción lo explica todo, es conveniente, respecto a las acciones musculares operativas, la puntualizar de dos leyes mas:

 

            1) Ley de Aproximación: Cuando un músculo se contrae, tienden a aproximarse lo más posible su origen y su inserción.

 

            2) Ley de la Detorsión: Todo músculo al contraerse tiende a colocar su origen e inserción en un mismo plano, aboliendo o disminuyendo cualquier torsión o espiral a lo largo del conjunto de sus fibras.

Vinyasa Krama Yoga
Las Articulaciones
 

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 basado en 0 votos
No hay comentarios escritos aquí

¿Tienes dudas?

Ponte en contacto aquí
Tarea Cron empieza