Preparación parado de MANOS

Preparación parado de MANOS

CONSTRUYENDO LA BASE 

​Pararse de manos con todas sus variantes es un atractivo para muchos practicantes de Yoga. Implica una gran disciplina, control, conocimiento del cuerpo y por supuesto fuerza. 

Si bien es cierto que chicos y grandes pueden intentarlo e inclusive llegar a hacerlo con un poco de ayuda, nada tan gratificante como poder hacerlo uno mismo. 

Conseguirlo es cuestión de paciencia. Mucha paciencia. Por supuesto de mucha práctica, sobre todo para entender la mecánica del movimiento, desarrollar la fuerza suficiente para obtener una buena base que nos permita mantener el equilibrio arriba, una vez que logramos subir.  

​Te proponemos 7 posturas previas a pararte de manos. 

Nuestro mejor consejo: SE CONSTANTE, DISCIPLINADO y PERSEVERANTE. 

​1. Perro boca abajo

Todo empieza aquí. Esta asana te enseña la posición correcta de las manos, te ayuda a darle fuerza a tu espalda, a ubicar tu cadera y sobretodo a familiarizarte con que la sangre baje a la cabeza. Cada vez que la practiques piensa que estas realizando un pequeño parado de manos, aunque en realidad el peso de tu cuerpo todavía esta soportado por tus piernas. 

​2. Manos en la pared 

Coloca tus manos sobre la pared, empuja con la misma fuerza como si estuvieras en perro boca abajo. Estira bien espalda y piernas. Deja que tu cabeza se relaje, es decir, dale espacio a los hombros, esto es muy importante para cuando tus manos ya están en el piso y no aplastes tu cuello. 

​3. Regresa a Perro boca abajo 

Pero esta vez levanta una pierna. Trata de empujar el talón hacia arriba mientras tus manos empujan el piso y el cuerpo se alarga. Este ejercicio se trata de ir desarrollando la fuerza para quedarte arriba. Manteniendo la pierna arriba trata de llevar el torso hacia el frente, a posición de la plancha con la mirada en el piso o hacia el frente. Desliza tu cuerpo al frente y atrás como jugando con el peso de tu cuerpo, esto te sirve para darle fuerza a brazos, abdomen, al mismo tiempo que tienes una pierna arriba. Repite varias veces de ambos lados. 

4. Continúa en perro boca abajo

Solo que ahora acerca tus manos hacia los pies. Levanta la pierna lo mas que puedas, tratando de hacer un split - hacer split no es necesario es sólo para ejemplificar que tu pierna debe levantarse al máximo. ESTE PASO es uno de los MAS IMPORTANTES para que después te animes a dar pequeños saltos para subir y puedas hacerlo con mayor control.  

Realmente lo que buscas es que tu pierna de arriba jale el peso de tu cuerpo para que la otra se levante del piso. Otra aspecto importante es que sientas cierta comodidad y confianza en tus manos (sobre todo en tus brazos y hombros) para poder sostenerte en ellos. Respira y repite esto tantas veces sea necesario. 

​5. Casi arriba

Baja ambas piernas y acerca tus manos hacia los pies. Balancea tu cuerpo al frente y atrás hasta que sientas el peso en tus manos y logres levantar los talones del piso. Cuando llegues a ese punto quédate ahí, respirando, relaja el cuello para poder mover la cabeza. Ya estás casi arriba, solo te falta despegar las puntas de los pies. Si sientes la confianza suficiente intenta dar un par de brinquitos con las piernas juntas. 

​6. Levantar los pies del piso

Cuando puedes quedarte unas 15 o 20 respiraciones en la posición anterior estas listo para levantar los pies del piso. Puedes usar una silla, un banco o inclusive la pared. Se trata de quedarte sobre los brazos ahora si dejando que el peso de tu cuerpo recaiga en esta parte. Es importante que trabajes la fuerza de tu abdomen y la espalda se mantenga lo mas recta posible para evitar lesiones. 

7. Arriba con apoyo.

Piensa en como empiezan a caminar los bebés. Primero encuentran un lugar donde poder sostenerse para pararse de ahí juegan con el equilibrio y se caen muchas pero muchas veces. Después por fin logran quedarse unos segundos de pie sin apoyarse en nada. Finalmente cuando logran pararse solos, sin tener que asirse de otro objeto es que logran caminar solos.  

Busca una pared, el marco de una puerta, dos paredes muy cercanas, cualquier cosa que pueda servirte de apoyo 

​Recuerda que la práctica hace al maestro. Puedes empezar en cualquier momento, cualquier dìa, lo mas importante es la convicción que tengas para poder lograrlo y no darte por vencido a la primera. 

Esta es una postura que toma tiempo dominar, así que toma estos tips como una guía. ¡ARRIBA EL ANIMO!

Por último te dejamos este tutorial de otros ejercicios que puedes realizar con ayuda de la pared. 

¿Sin tiempo para meditar?
Una reflexión sobre Yoga-Sutra de Patanjali
 

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 basado en 0 votos
No hay comentarios escritos aquí

¿Tienes dudas?

Ponte en contacto aquí
Tarea Cron empieza