5 posturas para mamás con bebé

5 posturas para mamás con bebé

Una de las cosas que mas extrañe al tener a mi bebé, fue el extender mi tapete en casa y tomarme una o dos horas completas para hacer una buena práctica de yoga - como lo hacía cuando estaba embarazada - Además, una parte de mí sentía que en esos primeros meses después del nacimiento, fue el momento en que más lo necesitaba. Como mamá de un bebé, pasas largas horas sentada, largas horas parada, largas horas en una misma posición, estas cansada y quisieras que hubiera algo que te inyectara una buena dosis de energía para poder seguir. 

Cada persona es diferente, pero en mi caso no pude desprenderme para ir a clase y muchas veces ni siquiera para practicar media hora en casa... Lo que encontré muy útil fue simplemente extender el tapete, realizar un par de posturas, al menos estirarme, tomar consciencia de mi respiración y transmitirle esta tranquilidad a mi niña. Dejar de exigirme en como debía ser mi práctica y solo realizar lo que podía de vez en cuando, aunque fueran 10 minutos aqui y 10 minutos alla. Para mí, eso funcionó, poco a poco recuperé mi fuerza, sentí como mi cuerpo se fue reacomodando poco a poco y seguí practicando aisladamente pequeñas sesiones a lo largo de los días. 

Así gané la confianza para tomar a mi bebé entre mis brazos y practicar con ella algunas posturas. Aquí compartimos 5 ejemplos:

1. Besos en Perro Boca Abajo

b2ap3_thumbnail_Hope-baby-Downdog-kisses-350.jpg

Poco a poco pude practicar de nuevo un saludo al sol completo (con bebé al lado). Pero esta postura la puedes practicar poniendo a tu pequeño en el piso. Intenta poner las manos, los antebrazos, levantar los talones, doblar una rodilla y después la otra. El chiste estirarte e ir recuperando tu fuerza. 

2. Acrobaby yoga 

b2ap3_thumbnail_Hope-baby-hope-along-yogi-350.jpg

Esta postura también la puedes hacer en tu cama, sin embargo, hacerla sobre el tapete en el piso te dará un soporte mas fijo. 

Mantén tu espalda en el piso, pon a tu bebé en tu pecho y dobla las rodillas, siéntalo sobre tus espinillas cerca de tus pies, estira tus piernas poco a poco y toma sus brazos con cuidado. Puedes ir tan alto como te sientas segura. Y puedes flexionar y extender las rodilllas cuantas veces quieras. Esta postura será un alivio para tu espalda a la vez que fortalecerá tu abdomen. A tu bebé, le ayudará a desarrollar equilibrio.  

3. Flexión al frente

b2ap3_thumbnail_cuddle.jpg

Una de nuestras favoritas hasta el día de hoy.

Para esta postura no necesitas poner tu tapete. Puedes realizarla en cualquier momento. Solo ten cuidado con tu espalda, trata de mantenerte consciente sobre tu postura y realizar la mayor fuerza con las piernas. Lleva un pie al frente y el otro se queda mas atrás para compensar el balance. No te dobles desde el abdomen, flexiona tu cadera y estira tu espalda cada vez que vayas hacia abajo. Sostén a tu bebé con ambas manos repartiendo su peso en ambos brazos. Esta postura es increíble. A tu bebé le divierte, a ti te da fuerza en ambos brazos (muy conveniente para cargarlo) permite que flexiones tu cadera , que alargues tu espalda y le des fuerza a tus piernas. Conforme le tengas confianza puedes subir y bajar tantas veces y tan rápido como quieras.

4. Diosa 

b2ap3_thumbnail_mama-goddess-meredith-350.jpg

Muy parecida a la anterior. Solo que ahora tus piernas están separadas. Procura llevar los talones hacia adentro y los dedos de los pies hacia afuera. Baja tu cadera haciendo fuerza con tus pierna. Sube y baja a tu bebé. De aquí yo la ligaba con otra postura que se llama Prasarita Padottanasana (basicamente es flexionarte hacia abajo con las piernas separadas) Abrazaba a mi bebé en brazos y la dejaba "volando". Estas dos posturas son excelentes para recuperar el tono y la fuerza de tus piernas. 

5. Parado de cabeza para bebé

b2ap3_thumbnail_hope-baby-handstand-350.jpg

Para mí, esta es una especie de graduación. Necesitas desarrollar la confianza suficiente en tí para tomar a tu bebé de los pies y dejarlo de cabeza. 

Comienza con tu bebé en el piso. Acuéstalo boca arriba, tomalo de sus pies. Tu ponte con las piernas separadas, flexionate hacia el frente, toma sus piernas y arrastralo poco a poco hacia arriba al mismo tiempo que tú también te levantas. Para bajarlo, camina poco a poco hacia atrás para que vaya bajando lentamente desde la cabeza hasta los pies. 

Empieza con alguna de éstas y verás que en cualquier momento te nace realizar otras posturas. Deja que sea natural la integración de tu bebé a la práctica, así como has permitido que naturalmente tu cuerpo, tu mente y tu corazón integre a este hermoso y nuevo ser a tu vida. 

¿Alguna otra opción que te funcione?

¡Compartela!  

Entre todas, construimos el conocimiento. 

Fotos: mindbodygreen

Breve tour por los YAMAS de Patanjali.
Aderezos para hacer en casa.
 

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 basado en 0 votos
No hay comentarios escritos aquí

¿Tienes dudas?

Ponte en contacto aquí
Tarea Cron empieza