Afina tu INTUICION

Afina tu INTUICION


Todos lo hemos sentido, esos etéreos instantes que parecen como pequeños errores en la matrix donde te viene a la mente una revelación en forma de sensaciones, imágenes o palabras. 

Es tan efímera que muchas veces no puedes recordarla con precisiòn. Con frecuencia sucede mientras el consciente baja la guardia, nuestros sentidos se relajan e ingresamos a un estado de pseudo vigilia, como el ambiente generado en meditaciones profundas o justo antes de dormir y sumergimos por completo en un mundo donde todo es posible. Bien puede ser a mitad de la noche o quizá bajo la regadera. Es ahí, donde nos permitimos sentir con mayor libertad donde se da la confluencia de las variables necesarias para escuchar esa débil voz de la intuición.


Lecciones para no desentonar 


1. No todo lo que brilla es oro

A veces nos dejamos arrastrar por la belleza dle momento cuando todo parece que "concuerda" y pensamos "que coincidencia, o dioscidencia" - como muchas personas gustan llamar a esos momentos-

Si, efectivamente estas cosas pasan, las casualida sincrónica orquestada por el universo está sucediendo todo el tiempo y por segundos atisbos de esta realidad subyacente se hacen visibles, pero genuinamente reconocer si se trata de eso o es simple interpretación... es difícil.

Cuando todo se dá y el camino parece fácil nos emocionamos, lo tomamos como una buena señal. PERO nunca sabes que viene mas adelante y eso que te emocionaba el día de hoy mañana puede ser que te arrepientas, porque la vida, da muchas vueltas. Y viceversa, eso que tenía cara de ser la mayor difícultad es una bendición disfrazada logrando pulir tu carácter y sacar lo mejor de tí.  En conclusión, no concluyas demasiado rápido. 

foto: freschistt.tumblr


2. No le hagas caso a NADIE.

Así como cuando eras adolescente y no te gustaba que te dijeran lo que tenías que hacer, impulsado por el ánimo de experimentar sin importarte las consecuencias. Parecido. No estoy invitando a la impulsividad irresponsable, con los años uno aprende a medir consecuencias o al menos a aguantarse y dar la cara por nuestras acciones.  

Me refiero a no estar pidiendo consejos en todos lados, porque es inevitable que las personas a las que acudas te aconsejen, según como les haya ido en la feria, es decir, por las circunstancias y experiencias que ellos hayan tenido. También es de sabios saber escuchar, pero escucha y toma tus propias decisiones. Al final, ni siquiera los grandes maestros, eruditos, científicos o profesionales tienen todas las respuestas. Al final la vida no se trata de siempre atinarle a lo correcto, sino de atreverse a hacer. A vivir.


3. Escuchando señales.

Esa voz intuitiva no siempre es muy clara. Además, resulta casi imposible no mezclarla con "nuestra lógica" y con las experiencias que nos van marcando. Desde lo mas banal hasta lo mas profundo. Sea que en la mañana optes por un jugo verde o prefieras un croissant con un capucinno doble. ¿Quién toma esa decisión? Tu cuerpo te habla, la gente cercana a tì te habla, tus necesidades básicas te hablan, las no tan básicas también. Todo esto pasa al mismo tiempo que esquivamos la vóragine de información de la tele, la publicidad, la radio, tus vecinos, tu jefe, ¡Tu celular! Todos hablan.

Presta atención. Observa a que le das prioridad. Definiivamente meditar es una gran herramienta para darte cuanta de ésto, para estar consciente de qué ocupa tu tiempo en la vida real. Porque quizá en las noches te metes a ver fotos de lugares a los que quisieras ir o hobbies a los que te quisieras dedicar, sin darte cuenta que tu hobbie es ese... estar viendo que hacer, en vez de hacer. Solo date cuenta y se honesto contigo sobre lo que realmente necesitas, quieres y harás. Y actúa en consecuencia.


4. Renunciando al fruto de la acción.

Sea la decisión que tomes, recuerda que el goce esta en la acción, no en la meta. Si me fui por el camino fácil, porque todo parecia indicar que era lo correcto y estaba realmente hecho para mí, te sentirás realizado y satisfecho. Si por el contrario, encuentras obstáculos en el camino, quizá tomaste la decisión por no enfrentar algo más que tenias pendiente. 

Recuerdo en una ocasión me llegó la oportundiad de colaborar en un trabajo que "parecía ser" exactamente lo que estaba buscando, cumplía casi por completo puesto que me tocaba ser la parte ejecutora y no la creativa.  Al principio me emocioné y empece a trabajar en ello, mi jefa era verdaderamente comprensiva y aunque trataba de apoyarme me estresaba y peleaba todo el tiempo en vez de disfrutar lo que hacía.  Entonces decidí abandonar el proyecto poco después inicié otro trabajo que implicaba mayor reto, era más difícil y hasta menos glamouroso que el anterior pero me sentía creativa y entusiasmada. Toda persona que disfruta lo que hace sabe de que estoy hablando. 


5. No busques aprobación. 

Entonces experimentas libertad cuando tus acciones son impulsadas no por la búsqueda de aprobación sino por un deseo de expresión. Es un curioso balance que sucede... casi sin querer. Es muy probable que hayas tenido que pasar por decepciones, por largas horas de trabajo, por momentos de introspección, por confrontaciones severas, todas estas facetas de la vida pueden hacer que te encierres y quieras aislarte del mundo o que poco a poco vayas encontrando tu lugar, desarrollando tus talentos, dejándote sentir, haciéndote mas fuerte y sobretodo encontrar en tu interior la confianza suficiente para dejarte ser. 

Esto, en definitiva apoyará la sincronía con tu intuición. 

Profundiza éstas posturas
TRIVIA: Nombra estas 31 posturas
 

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 basado en 0 votos
No hay comentarios escritos aquí

¿Tienes dudas?

Ponte en contacto aquí
Tarea Cron empieza